Blogia
PASABA POR AQUÍ

En el nicho 1009.

 

Tal día como hoy, 28 de marzo, pero del año 1942 falleció el poeta oriolano Miguel Hernández. Y falleció en prisión, como tantos miles de españoles y de españolas que fueron aniquilados en cunetas, caminos, cárceles, o en el frente, por defender la legalidad y la legitimidad de la II República.

 

En Orihuela nada ha cambiado, o muy poco. Seguimos manteniendo los honores al dictador, seguimos manteniendo nombres de calles de fascistas, nos siguen gobernando políticos con posos fascistas,.....

 

“Orihuela, limpia, empalagada de tanta sombra de iglesia. Ciudad de siesta, con sus comercios bajo los portales. Y sus Casinos.” Max Aub. Campo Abierto.

 

Y a todo esto, nos encontramos a menos de un año vista de la celebración del centenario del nacimiento de Miguel. Un centenario que está siendo utilizado por los políticos de turno para ponerse medallas, ir de cenas y darse homenajes (a los hechos me remito).

 

Mientras que se olvida por completo la figura del poeta, su poesía y su ideología, se utiliza para reivindicar trasvases, por ejemplo. Para eso es para lo que quieren al poeta, para utilizarlo a su antojo y en su propio beneficio. Lo que representa él, su obra y su lucha, eso da lo mismo, al fin y al cabo era otro comunista.

 

JORNALEROS


Jornaleros que habéis cobrado en plomo
sufrimientos, trabajos y dineros.
cuerpos de sometido y alto lomo:
jornaleros.


Españoles que España habéis ganado
labrándola entre lluvias y entre soles.
Rabadanes del hambre y del arado:
españoles.


Esta España que, nunca satisfecha
de malograr la flor de la cizaña,
de una cosecha pasa a otra cosecha:
esta España.


Poderoso homenaje a las encinas,
homenaje del toro y el coloso,
homenaje de páramos y minas
poderoso.


Esta España que habéis amamantado
con sudores y empujes de montañas,
codician los que nunca han cultivado
esta España.


¿Dejaremos llevar cobardemente
riquezas que han forjado nuestros remos?
¿Campos que han humedecido nuestra frente
dejaremos?


Adelanta, español, una tormenta
de martillos y hoces, ruge y canta.
Tu porvenir, tu orgullo, tu herramienta
adelanta.


Los verdugos, ejemplo de tiranos,
Hitler y Mussolini, labran yugos.
Sumid en un retrete de gusanos
los verdugos.


Ellos, ellos nos traen una cadena
de cárceles, miserias y atropellos.
¿Quién España destruye y desordena?
¡Ellos! ¡Ellos!


Fuera, fuera, ladrones de naciones,
guardianes de la cúpula banquera,
chuecas del capital y sus doblones:
¡fuera! ¡fuera!


Arrojados seréis como basura
de todas partes y de todos lados.
No habrá para vosotros sepultura,
arrojados.


La saliva será vuestra mortaja,
vuestro final la bota vengativa,
y sólo os dará sombra, paz y caja
la saliva.


Jornaleros: España, loma a loma,
es de gañanes, pobres y braceros.
¡No permitáis que el rico se la coma,
jornaleros!

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres