Blogia
PASABA POR AQUÍ

Dame un silbidito, pero no copero.

 

Nunca había asistido a algo tan descarado como lo de ayer. Nos encontrábamos todos reunidos en la “casa de las risas” para presenciar la final de copa entre Athletic y Barça, todo preparado para el inicio, en las rebosantes gradas destacaban los colores rojiblancos, los jugadores sobre el césped esperaban en formación a que sonara el himno, cuando de repente desconectan con el terreno de juego y dos presentadores desde un plató dan paso a los corresponsales enviados a Bilbao, donde la gente saludaba al verse en televisión y Barcelona donde las calles estaban desiertas puesto que todo el mundo estaba esperando el inicio del encuentro.

 

El motivo era más que evidente. TVE lo tenía todo preparado para censurar los más que previsibles silbidos al himno del reino de España que catalanes y vascos iban a dedicar en presencia de nuestro venerado monarca.

 

En el descanso y con el pasajero empate a 1 en el marcador, llegó la chapuza de La 1, debido a un "error  humano" dijeron, no habían emitido el himno en directo y lo hacían ahora en diferido. Sí, en diferido; sin sonido ambiente; con el himno a todo trapo, tanto que hizo retumbar el televisor; y enfocando tan solo a unos pensativos jugadores y a un patriota español con camisa del Athletic y la mano en el pecho.

 

Estos silbiditos no son dignos de ser escuchados por los telespectadores, en cambio los que le dedican acompañados de piropos a nuestro Jefe de Estado o su trabajadora prole, nos los endosan con calzador día sí, día también en los plurales informativos de TVE.

 

El final por todos es conocido a estas alturas, el Barça goleó en la segunda parte lo que perdonó en la primera. Y Toquero autor del único gol bilbaíno se quedó a las puertas del Palacio de Ajuria Enea.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres