Blogia
PASABA POR AQUÍ

La oposición del PP en Orihuela

Amigas y amigos, si pensaron que el Partido Popular de Orihuela era malo cuando estaba gobernando, es que no lo tenían todo visto. En la oposición son peores todavía. Y es que para celebrar los primeros cien días de gobierno del cuatripartito en Orihuela, Mónica Lorente portavoz del grupo popular y ex-alcaldesa ha ofrecido una rueda de prensa en la que se ha cubierto de gloria.

A falta de cualquier título, experiencia laboral u oficio, a parte del de vivir de la política que poner en su currículum, a partir de ahora podrá incluir el de vidente. Y es que al más puro estilo de la bruja lola (no está confirmado todavía que haya puesto alguna vela negra) se dedicó a adelantar las promesas que el equipo de gobierno no cumplirá. La verdad es que tenemos que admitir que de promesas electorales incumplidas la Sra Lorente sabe y mucho, tan sólo hay que echar un vistazo al programa electoral con el que se presentó en 2007 y lo que se hizo en el periodo de cuatro años que duró su mayoría absoluta. De igual manera hay que admitir que el PP es un partido experto en gobernar y no hacer nada (provechoso para el pueblo), a sus 25 años de gobiernos de imputados y corruptos me remito. En resumen, que el PP y la Sra. Lorente saben y mucho de incumpir y no hacer nada.

Lo que resulta muy curioso es que sigan con el sonsonete de que "el actual gobierno no obtuvo el respaldo necesario en las urnas". Al igual que hay personas duras de oido que les cuesta mucho escuchar lo que les dicen, tenemos a la Sra. Lorente que es dura de mollera y le cuesta bastante entender que si el cuatripartito no hubiera obtenido la mayoría necesaria en las urnas, sería ella la que ocupara todavía el sillón de alcaldía, y creo que es consciente de que ese sillón ya no lo calienta.

Dicen que cuando el barco empieza a hundirse las ratas son las primeras en abandonarlo, cosa que ya ha pasado en el grupo popular. El Sr. Ortiz responsable en la anterior legislatura de las maltratadas áreas de Sanidad y Educación ha sido el primero en renunciar al acta de concejal, con una excusa además muy graciosa, dice que se va para ser vicedecano de su facultad como si eso fuera todo un honor, cuando cualquier personas que haya pasado un mínimo de tiempo en alguna facultad sabe que dichos cargos no son más que trabajo administrativo del que los profesores huyen y en algunas facultades se van turnando por departamentos para hacer el marrón que supone más llevadero.

Pero bueno, actualmente el equipo de oposición dirigido por Mónica Lorente no es más que una panda de amigos, entre los que podemos encontrar a prepotentes, ignorantes, vividores, y demás especímenes que fueron incluidos en la candidatura con la certeza de percibir un suculento sueldo a costa de las arcas públicas durante cuatro años mientras se vive a la sopa boba del Ayuntamiento, desayunos, viajes, enchufes, incluidos.

Mención especial se merece mi estimado Pablo Lorenzo, miembro de la candidatura del PP y creo que de su ejecutiva local que nunca se reune, cuando en los días posteriores a la elección de Monserrate Guillén como alcalde, no se mordía la lengua para afirmar que en antes de noviembre el PP estaba gobernando en Orihuela, mientras que yo que de política algo sé callaba y sonreía.

Lo peor de todo, para ellos claro, es que viven en su mundo, en su burbuja y no son conscientes de que la amplia mayoría de oriolanas y oriolanos, con más o menos matices, pero en general se encuentran de acuerdo e incluso podría decir que contentos con el nuevo gobierno de la ciudad.

Así les va, y así les irá.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres