Blogia
PASABA POR AQUÍ

Camps piensa que es Mandela

Siempre he pensado que una de las mejores opciones cuando el cielo se pone negro y amenaza chaparrón es entrar a un cine y ver una buena película. Sorprendentemente el imputado Presidente Camps y yo, coincidimos en esto. Ayer reunió a su grupo parlamentario y los metió en una sala donde proyectaron la película Invictus, donde por un rato se resguardaron del chaparrón mediático y ciudadano que les rodea por los numerosos casos de corrupción en los que se ven envueltos.

Pero la idea no la tuvo de mí, lógicamente, seguro que se inspiró en el entrenador del Barça, Pep Guardiola el cual antes de los partidos importantes acostumbra a motivar a sus jugadores con diferentes proyecciones.

Y es que los políticos del PP y por supuesto los del PSOE, ven la vida política como un partido de fútbol entre ellos, negándose a cambiar las reglas del juego para hacerlas más justas, no vaya a ser que sus sillones peligren en favor de los ciudadanos y los trabajadores. Ambos son dos caras de una misma moneda, con corruptos, imputados, delincuentes, chanchulleros, y ambos pecan de un complejo de superioridad pasmoso.

A parte del doble rasero por el que rigen su criterio. Ejemplo de eso lo tuvimos ayer con las declaraciones de Cospedal, a la que le parece una decisión muy acertada la del PP de Baleares de no incluir en sus listas a personas imputadas, el caso de Valencia es diferente y hay que tener un sentido de las justicia amplio (eso dijo).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

mitxel -

Fuera yo Camps, iría proyectando La Fuga de Segovia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres