Blogia
PASABA POR AQUÍ

Invasores en Orihuela.

La introducción de especies foráneas en un ecosistema acarrea habitualmente graves consecuencias en la estabilidad del mismo. Cuando menos, a medio o largo plazo, el efecto es imprevisible y suelen producirse desenlaces insospechados.” (“Introducción de especies”, Ecologistas en acción).

 

En la última semana los ciudadanos de Orihuela hemos tenido conocimiento por los medios de comunicación de dos hechos preocupantes.

 

El primero, el cierre de media Sierra de Orihuela al tránsito de escaladores y senderistas debido a las labores de erradicación (esperemos) del cáctus Arizona, especie foránea que fue introducida por un particular hace más de veinte años para evitar robos en su domicilio.

 

En abril del 99 la invasión del cáctus ocupaba ya una superficie de tres kilómetros cuadrados, y los profesores del departamento de Biología Vegetal de la EPSO alertaron del peligro que suponía la invasión. No se les hizo caso. Desde entonces, y ya han pasado 11 años, la plaga lo único que ha hecho ha sido crecer y crecer sin que ninguno de los concejales de medio ambiente del Ayuntamiento de Orihuela se haya mostrado capaz de atajar la expansión de la plaga, ni siquiera con la ayuda de la Consellería que desde hace unos años inútilmente se ha hecho cargo del problema.

 

El segundo, los ejemplares de picudo rojo que se avistaron en el casco histórico de Orihuela. Hace más de cuatro años, mediante un artículo de opinión y citando los estudios realizados por la Universidad, alerté al por entonces concejal de medio ambiente David Costa del peligro que para las palmeras de nuestra ciudad suponía la plaga del picudo. Aunque en el citado artículo también dudaba de que las medidas que se tomaran fueran realmente efectivas, o tan solo otro paripé de cara a la galería.

 

La plaga del picudo llegó a Orihuela hace más de cuatro años, fue en la pedanía de La Campaneta, no pasó mucho tiempo en llegar a Orihuela Costa donde los vecinos lo alertaron y tan solo recibieron un silencio como respuesta por parte del Ayuntamiento. Pocas son las palmeras que quedan a día de hoy en pie en la costa. Pero el problema no termina ahí, todos sabemos que a lo largo y ancho de la huerta de Orihuela hay dispersas cientos de palmeras, muchas de ellas afectadas ya por el picudo, y la Consellería, lavándose las manos, ha delegado en los propietarios las labores de prevención y destrucción de las palmeras afectadas. Ahora el picudo llega a la plaza Santa Lucía, y mucho me temo que las emblemáticas palmeras de dicha plaza sucumbirán ante la plaga del picudo. El cerco al Palmeral histórico se va estrechando. Y una cosa parece obvia, los ejemplares del palmeral serán los únicos que se salven, si es que lo hacen.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Basilio Pozo-Durán -

Gracias por la acogida y saludos a todas/os las/os compañeras/os de IloveIU

Campaña “Jubilación a los 67. Cuenta atrás”:
http://basilio-pozo-duran.blogspot.com/2010/12/jubilacion-los-67-quedan-40-dias.html
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres