Blogia
PASABA POR AQUÍ

Postureo Constitucional

El pasado viernes día 6 se celebró en diferentes municipios de la comarca el 35 aniversario de la Constitución del 78. Con motivo de tal efeméride pudimos ser testigos de los variados actos patrioteros con que muchos alcaldes vegabajenses deleitaron al personal.

 

Fiel a su cita ahí estaba Javier Pérez (alcalde de Callosa), conocido internacionalmente por sus “respetuosas” declaraciones sobre Gibraltar y Catalunya, izando su enorme rojigualda en la rotonda de la bandera, ni más ni menos. O Eduardo Dolón (alcalde de Torrevieja), que no tuvo el más mínimo reparo en dar lectura a un discurso exaltando los valores sociales recogidos en el texto constitucional; los mismos valores que el partido que representa se dedica a pisotear día tras día. Éstos son únicamente dos ejemplos del cinismo imperante entre los que gobiernan nuestros pueblos.

 

Pero hay más. Porque es cínico que los alcaldes populares sean capaces de apelar a la convivencia entre pueblos, como hizo Javier Pérez; o citar al camarada Mandela, atrevimiento de Dolón, cuando todos conocemos el uso que daría su correligionario Antonio Ángel Hurtado (alcalde de Almoradí) a los buques destructores del ejército, o la finalidad de la reciente colocación de las ya famosas concertinas en la valla de Melilla. Y en definitiva, resulta cínico que estos cargos de la derecha sean capaces de hacer discursos sobre lo derechos que recoge la constitución, mientras los diferentes gobiernos del PP, central, autonómico y locales son culpables y/o cómplices de que la mayoría de esos derechos sean hoy papel mojado.

 

Ellos seguirán cada 6 de diciembre con su postureo constitucional sacando a pasear su bandera rojigualda y hablando de lo magnífica que es la constitución del 78. Que era intocable, fruto del consenso decían, pero que PP y PSOE modificaron su art. 135 en pleno mes de agosto, por vía de urgencia y sin referéndum, poniendo en manos de la Troika la soberanía económica del Estado.

 

La cuestión es si el resto seremos capaces de poner en marcha un nuevo proceso constituyente que rompa lazos con el franquismo arraigado todavía en nuestra sociedad y que tiene como máximo exponente al inviolable Jefe de Estado. Un proceso participativo, transparente y democrático que traiga una nueva constitución que garantice sin cortapisas los derechos humanos a toda la población, que en definitiva ponga el poder en manos del pueblo.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres